Ateneo Café Universal, inaugurando un sueño

 

 

En una sociedad donde impera el individualismo y la comunicación digital hemos tenido la suerte de encontrar uno de esos espíritus libres que todavía quedan. Fernando Alea ha conseguido en poco más de un año ilusionar a todo un pueblo en torno a un proyecto común; la creación de un espacio cultural, el Ateneo Café Universal, en la localidad de Medina de Pomar, Burgos.

Él escogió este pueblo hace más de 30 años para criar a sus hijos. Allí vivió el esplendor de su casco histórico donde tenía su tienda y estudio de pintura. La vida le llevó a reinventarse más tarde en ciudades como Vitoria o Marbella. Cuando llegó la hora de jubilarse lo tuvo claro, quería volver a la tranquila vida de Medina.

Cuando regresó, sin embargo, se encontró con un pueblo muy diferente. La concurrida calle Mayor de entonces ahora sólo era una zona de paso. Poco a poco los comercios habían ido cerrando sus puertas por falta de clientela. El antiguo casco histórico había ido muriendo sin que nadie lo reviviera.

Hace un año más o menos Fernando empezó a pensar de qué manera podría recuperar el  anterior esplendor de esta zona. En su búsqueda encontró otras cinco almas jóvenes, “más jóvenes que yo claro, y fue como un enamoramiento. Les conté mi idea del Ateneo y empezamos a trabajar sin descanso hasta este sábado que inauguramos”, nos cuenta.

Cuando le preguntamos por qué un Ateneo nos explica que buscaban un sitio que fuera “un faro en Castilla, algo que sirviera de luz para todos los demás. Ateneo proviene de Atenea, diosa de las artes y la sabiduría. En este sentido buscábamos hacer algo que involucrara a todo el pueblo sin tener en cuenta ni ideas políticas ni religiosas”.

Y lo han conseguido con creces. El pasado sábado fuimos testigos de excepción de cómo la unión hace la fuerza. Una verdad absoluta que cada vez nos cuesta más poner en práctica. La alegría y la ilusión volvieron a recorrer la calle Mayor convertida en un museo a cielo abierto. Pintores como el propio Fernando Alea o Guillermo Sedano crearon piezas sobre madera para colorear sus edificios. La música llenó la sala del Ateneo con las actuaciones de Llap, MedinaBrass y Bohemian Soul rodeados de las acuarelas del pintor burgalés Pepe Carazo.

 

El momento  mágico de la jornada sin lugar a dudas lo protagonizó Armando del Hoyo. Desde el Arco de la Cadena, puerta de la calle Mayor, interpretó un repertorio de arias de Ópera. Cerró la actuación con el tango Volver, que fue coreado por los asistentes creando un momento único difícil de olvidar.

Ateneo Café Universal, inaugruando un sueño

La jornada se cerró con la proyección de fotografías de actores españoles en el Ateneo. El fotógrafo Daniel Alea reunió una selección de su trabajo en diferentes ediciones del Festival de Málaga bajo el título 60 segundos. Al mismo tiempo el grupo de tambores Medinarachas desfiló desde la plaza Mayor hasta la plaza del Carmen para terminar con un espectáculo basado en películas de Disney.

A partir de ahora el Ateneo impartirá cursos, celebrará tertulias en varios idiomas, abrirá sus puertas para exposiciones. En definitiva acogerá cualquier propuesta que sirva como punto de unión y conocimiento.

Si quieres apoyar la iniciativa puedes hacerte socio por 30 euros al año.

Ateneo Café Universal

Calle Mayor 28, Medina de Pomar, Burgos

ateneocafeuniversal@gmail.com

Tlfno. 618 986 669

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Unusual Journey

administrator

Revista digital de viajes diferentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *